La base está en planificar

alvaro-reyes-qWwpHwip31M-unsplash
LA BASE ESTÁ EN PLANIFICAR

Lic. Daisy Abente

dabente@superarte.com.py

La planificación es básica para la persona, desde planificar lo que hare en un día hasta para diseñar el sueño de cada uno. Si bien nunca sabemos con certezas que exactamente nos puede llegar a suceder, hay una cantidad interesante de situaciones que si podemos prever.

En general, como sociedad, nos cuesta planificar. La ciudad no está pensada para un crecimiento exponencial, nos concentramos más en el día a día pero el hábito de pensarnos a futuro no es frecuente aún. ¿Qué haré esta semana? ¿Cómo serán mis próximas vacaciones? ¿Llega el cumpleaños de mi hijo, me preparé para ello? ¿Hice un estudio de mi negocio, o me lance sin analizar solo porque me parecía una buena idea? ¿Estoy consciente de mis talentos, los estoy utilizando al máximo?

El hecho de que podamos habituarnos a planificar nos ayudará enormemente a encarar el futuro de manera más optimista y equilibrada. Planificar supone:

  • Conocerme y saber que quiero lograr
  • Analizar las ventajas y desventajas de mi persona o de mi acción puntual, o idea de negocio
  • Hacer un plan de acción que me lleve a ese fin
  • Tener la flexibilidad suficiente para aceptar los cambios que hubieren
  • Estar lo suficientemente enfocado para volver a encausar todas las energías hasta llegar a la meta

La planificación será positiva, no sólo para la persona misma sino para las organizaciones que la componen porque:

  • Se optimiza el tiempo en las cosas que realmente importan
  • Las energías serán bien utilizadas, ya que son direccionadas
  • Se podrá dar un crecimiento, al poder cumplir etapas y procesos
  • Las diferentes áreas serán atendidas, pues al dividirlas hay una mejor organización de las mismas
  • El hecho de lograr y conquistar las metas personales o empresariales implican una sensación de orgullo y satisfacción
  • La persona se dará cuenta que tiene un potencial adentro y solo debe trabajarlo y ponerse en acción

Cuando hablamos de finanzas personales, la planificación puede estar traducida en la herramienta básica de presupuesto. Esta planilla que expresa en números nuestra propia vida, donde se proyecta lo que esperamos que suceda y demarcara el horizonte a dónde queremos ir. Por supuesto que dentro de las diversas categorías que tiene dentro, uno va buscando maneras de optimizar cada una de ellas. El ahorro sigue siendo un tema pendiente de planificarlo y ejecutarlo. Siempre y cuándo tenga un para que hacerlo, será tan importante para poder crecer, avanzar y sentir satisfacción por lo cosechado.

Dejar un comentario

Debes estar conectado para poder comentar